Niaku Nana

Demandar a las inteligencias artificiales, ¿servirá para algo?

3 diseñadores demandan a varias inteligencias artificiales por infringir derechos de autor de sus obras.

 

El otro día leí esta noticia, y no me sorprendió para nada.

Visto el alcance que han tenidos las inteligencias artificiales en los últimos meses, siempre salta el dilema de todas las personas que salen perjudicadas.

 

La noticia comenta así:

 

« Sarah Andersen, Kelly McKernan y Karla Ortiz, 3 artistas hacen una demanda colectiva, quienes afirman que las diferentes compañías han infringido los derechos de autor “de millones de artistas” con sus modelos de inteligencia artificial generativa.

Los demandantes afirman que los modelos de IA se entrenaron con obras creadas por humanos sin consentimiento de los autores originales.

Por otra parte , Meta, Microsoft y otras grandes tecnológicas instaron a la Suprema Corte de Estados Unidos excluir los algoritmos impulsados por inteligencia artificial de cualquier demanda judicial. 

Alegan que Permitir demandas contra los algoritmos de inteligencia artificial rompería el internet. »

 

Leyendo la noticia desde diferentes medios, me ha parecido que algunos se posicionan más defendiendo a los artistas, y otros medios defienden más a las empresas que gestionan las IA .

 

Reconocimiento de los artístas

Creo que es importante que los artistas tengan su reconocimiento por sus obras, ya que tanto dibujantes, ilustradores, diseñadores, escritores estudian mucho para mejorar su técnica. Para perfeccionar su arte.

Aunque por otra parte, no creo que estas demandan prosperen, por que hay una zona muy gris en donde empieza el estilo de un artista en concreto, y donde comienza la creación de arte genérico.

Creo que es importante considerar y abordar las cuestiones éticas y legales relacionadas con el uso de inteligencias artificiales y los derechos de autor.

Ahora, hay un vacío legal que no protege ni deja claro donde empieza y acaba el plagio en la IA.  Es necesario encontrar un equilibrio justo entre los derechos de los artistas y el uso de tecnologías innovadoras para fomentar la creatividad y la colaboración en el mundo artístico.

Que sea más algo colaborativo, no excluyente.

La demanda colectiva de artistas que acusan a compañías de usar modelos de inteligencia artificial generativa plantea cuestiones fundamentales sobre los derechos de autor y el uso de tecnología en el mundo del arte.

 

Si fuese ilustradora….. 

Estaría molesta porque se haya usado un dibujo u obra que he tardado meses o años en aprender, en crear un estilo propio, y que una máquina sea capaz de replicarlo en menos de 1 minuto.

Es comprensible que un artista que depende de su obra para ganarse la vida pueda sentirse perjudicado si sus obras son utilizadas para entrenar modelos de inteligencia artificial sin su consentimiento y sin recibir una compensación justa por ello.

Lo justo sería que hubiese una manera de compensar a creadores por su trabajo, que se promueva un equilibrio justo entre los derechos de los artistas y el uso de tecnologías innovadoras.

 

Pero OpenAi, Midjourney y otras IA …

No consideran que infringen nada, ya que toman la inspiración, pero no copian el contenido.

Que durante años se ha llenado la red de imágenes de todo tipo, y que los algoritmos  han ido cogiendo y  almacenando “representaciones matemáticas” que recopilan de los patrones de esas imágenes, y no los diseños como tal, para crear algo nuevo.

Algunas empresas tecnológicas alegan que permitir demandas contra algoritmos de inteligencia artificial podría romper Internet, que habriría una caja de pandora donde se sucederían continuamente demanda tras demanda a empresas.

Sería crucial abordar estas cuestiones legales a medida que la tecnología continúa avanzando, aunque veo difícil que vaya a ocurrir, por lo menos en el corto plazo.

 

IA, derechos de autor y responsabilidad de los usuarios

Veremos cómo se resuelve esta demanda. Creo que no va a salir favorable a los artistas.

Los derechos de autor corresponden a personas, y como las IA en realidad son algoritmos, no se podrían acusar de plagio. 

Ya que una IA no es una persona.

Y en las leyes de propiedad intelectual actuales, no se dice que una IA pueda ser “considerada un autor” .

Por eso cae también en nosotros, como usuarios de la inteligencia artificial, plantearnos de que manera usamos estas herramientas.  No usándola  para prácticas éticamente cuestionables.

Por ejemplo, una manera de respetar los derechos de autor de las obras de arte generadas por IA sería asegurándose de que estas imágenes no sean utilizadas para fines comerciales o en otros contextos que puedan perjudicar los derechos de autor del autor original. También se podría identificar al creador original de la obra de arte, incluso cuando la imagen haya sido generada por IA.

La tecnología de la inteligencia artificial puede ser una herramienta poderosa y transformadora en el mundo del arte, pero es nuestra responsabilidad utilizarla de manera justa y responsable.

 

 

Autor

Digital AI Artist

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *